GIRONA ES FASCINANTE: HISTORIA Y CULTURA VIVAS

Girona es una ciudad donde perderse paseando por las estrechas y aportaladas calles del Barri Vell que, en su recorrido sinuoso, nos llevarán a descubrir preciosos rincones.

La Catedral, esbelta y con la nave gótica más ancha de Europa, reina indiscutible con su torre sobre la ciudad. A sus pies queda la impresionante muralla de la ciudad – por la que podemos pasear disfrutando de sus vistas – los Baños Árabes, la iglesia también gótica de San Feliu, el monasterio románico de Galligants y un largo etcétera.

El otro gran protagonista de Girona es el río Onyar, que atraviesa la ciudad y sobre el cual sus habitantes tendieron puentes y levantaron las famosas casas de l’Onyar, de intenso cromatismo.

EVENTOS, CULTURA Y OCIO

Girona es una ciudad viva y rica en su oferta de ocio y cultura, que fascina a su visitante y le invita a regresar y a disfrutarla de nuevo:

En la Primavera, Girona se cubre de flores, en su tradicional festival Temps de Flors.

Las Fires de Sant Narcís, fiestas mayores en honor al patrón de la ciudad, en octubre, despliegan multitud de eventos: correfocs, conciertos, la famosa feria en el Parque de la Devesa, el mercado de artesanía y un largo etcétera.

La llamada Temporada Alta, ofrece una selecta y a la vez asequible propuesta de teatro.

CAMPO DE GOLF DE GIRONA

El Campo de Golf de Girona fue diseñado por el prestigioso arquitecto F. W. Hawtree, gran amante de este deporte. El recorrido que nos plantea se puede dividir en dos zonas: los nueve primeros hoyos, exigentes y que obligan al jugador al uso de todos los palos, y los nueve últimos hoyos, en los que se premia al jugador con recorridos llenos de sensaciones.

El campo de Golf de Girona se encuentra rodeado de naturaleza, y sus calles apuntan a las hermosas vistas de los valles y montañas de nuestras comarcas.

GIRONA: VERANO EN LA COSTA BRAVA, INVIERNO EN LOS PIRINEOS

La Costa Brava ofrece a nuestros visitantes hermosas playas y secretas calas de cristalinas aguas. A la belleza natural  del Mediterráneo, se suma el encanto de sus pueblos: Tossa de Mar, Cadaqués, Roses…

En invierno, las nieves cubren el Pirineo. Los amantes de los deportes de invierno podrán disfrutar de la mejor nieve en un entorno natural incomparable.